Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar Registrar
Secciones
Usted está aquí: Inicio Procedimientos Preparación y cuidados del cateterismo cardiaco

Preparación y cuidados del cateterismo cardiaco

Actuación enfermera frente al cateterismo cardiaco

Introducción

El Cateterismo cardiaco es un procedimiento que permite estudiar la anatomía del corazón, de las arterias coronarias y su funcionamiento. Se trata de una técnica invasiva, en la que se introducen unos catéteres desde la arteria femoral o la radial, hasta el corazón, entrando a veces en sus cavidades y dentro de las arterias coronarias. Esta técnica se realiza en la unidad de Hemodinámica.

Aunque su principal fin el es diagnóstico, también se utiliza para obtener biopsias de tejido cardiaco, para expandir el tabique auricular en cardiopatías congénitas, colocar muelles (stend) en arterias estenosadas, para colocar prótesis en la válvula aórtica o para cerrar vasos sanguíneos.

Preparación del paciente

Cuando nos encontremos en la unidad de hospitalización y sepamos que a un paciente le han dado fecha para hacerse un cateterismo, lo primero que haremos es informarle del procedimiento que le van a realizar y de la fecha, hora y lugar, si no estuviera consciente u orientado, lo haremos a un familiar y se le pedirá que el paciente vaya acompañado el día de la realización del cateterismo.

Se le dará el consentimiento informado correspondiente y le pediremos al paciente o en su caso a un familiar que lo lea con atención, que lo firme y nos lo entregue cuando crea oportuno.

A continuación, miraremos el tratamiento, si el paciente tiene anticoagulación oral con sintrom, se le suspenderá 48 horas antes de la prueba, si tuviera una perfusión de heparina sódica se le suspenderá a las 8 horas del día del cateterismo, siempre lo consultaremos antes con el facultativo que lo lleve.

Normalmente es la tarde anterior a la prueba cuando tendremos que preparar al paciente. El paciente debe acudir a la unidad de hemodinámica con un electrocadiograma reciente, una vía periférica canalizada (evitaremos las del dorso de la mano) y con el resultado de una analítica de bioquímica, hemograma y coagulación. Si no tuviera analítica reciente y tuviésemos que canalizarle la vía, aprovecharemos para extraer los tubos de sangre.

Nos aseguraremos que tiene las inglés rasuradas, por si se realizara en la femoral, lo tallaremos y pesaremos, si no pudiera levantarse de la cama, apuntaremos en los registros de enfermería y en la hoja de citación del cateterismo una talla y peso aproximados.

En lo que respecta a la dieta, se retirarán los alimentos sólido al menos 6 horas antes del caterismo, si el cateterismo es programado desde la noche anterior, podrá tomar un poco de líquido si tuviera medicación oral que tomar.

El día del cateterismo, como ya se dijo antes, si tuviera una perfusión de heparina se parará a la 8 horas, si tuviese heparina subcutánea de bajo peso molecular, se le suspenderá ese día. El paciente deberá acudir a hemodinámica tras una higiene corporal completa y le retiraremos joyas, esmalte de uñas y protésis dentales que daremos en custodia a la familia. Se le tomarán las constantes vitales que apuntaremos en los registros de enfermería y en la hoja de citación del cateterismo. Cuando llegue el celador a buscarlo deberá acudir junto a un familiar y se llevará el historial clínico completo. Apuntaremos en las incidencias de enfermería la hora de salida de la unidad.

Cuidados de enfermería post-cateterismo cardiaco

Lo primero que haremos al recibir al paciente de nuevo en la unidad será tomarles las constantes vitales y valorar su estado general, miraremos las recomendaciones que nos mandan de la unidad de hemodinámica. Se le volverá a poner el tratamiento que retiramos antes de su marcha. Si se le ha administrado un contraste durante la prueba, es muy importante el aporte de líquidos para expulsarlo.

Si se le ha realizado el cateterismo a nivel radial, valoraremos el buen uso de la pulsera neumática para evitar sangrados o isquemia arterial, le recomendaremos que deje el brazo en reposo al menos 1 o 2 horas y que lo mantenga elevado con la ayuda de una almohada, le pediremos que nos avise si tiene dolor, parestesia o frialdad en la mano.

Para retirar la pulsera neumática necesitaremos una jeringa de 20 cc con un cono Luer, si el cateterismo es diagnóstico podremos empezar a vaciarla a las 2 horas, pero si es terapéutico lo haremos a las 4 horas. La pulsera neumática tiene 15 cc de aire en su interior, por lo que cuando vayamos a vaciarla, retiraremos sólo 5 cc, si vemos que sangra la volveremos a inflar y esperaremos unas horas, si no sangra a las cuatro horas vaciaremos otros 5 cc, a las siguientes cuatro horas vaciaremos el resto y podremos retirar la pulsera, le pondremos un apósito en la zona de punción.

Si se le ha realizado un cateterismo a nivel femoral, observaremos el vendaje compresivo y valoraremos el pulso distal, valoraremos sangrado o isquemia arterial, se le recomendará que deje la pierna en reposo al menos 6 horas tras el cateterismo y le pediremos que nos avise en caso de frialdad, dolor o parestesia.

El vendaje compresivo se le retirará a las 12 horas de la realización de la prueba, se le limpiará con antiséptico y le pondremos un apósito limpio.