Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales
Entrar Registrar
Secciones
Usted está aquí: Inicio Procedimientos Administración de nutrición artificial

Administración de nutrición artificial

Administración de nutrición enteral y parenteral

Introducción

La nutrición artificial es la que proporcionamos a una persona cuando ésta es incapaz de ingerir los alimentos por vía oral.

Hay dos formas de alimentar a las personas por este medio:

Nutrición Enteral

Tiene lugar cuando procuramos el alimento a través de una sonda llevando los nutrientes directamente al estómago.

Esta técnica la puede realizar el personal sanitario adecuado y cualquier persona, como un familiar, a la que previamente se le haya enseñado.

Lo primero que tenemos que hacer cuando procedemos a alimentar por sonda nasogástrica es elevar al paciente encamado unos 30 º A continuación, con una jeringa de 50 cc, aspiraremos el contenido gástrico, para verificar que no supere los 150 ml en adultos. Comprobaremos que la dieta sea la correcta (líquida o triturada), que esté a temperatura ambiente y libre de grumos. Con la jeringa cargaremos el alimento, retiraremos el tapón del extremo de la sonda y conectaremos la jeringa para introducir el alimento lentamente, nunca a presión. El tiempo que debe durar esta técnica sera entre 15 y 20 minutos. Tras la ingesta administraremos de 20-30 ml de agua y mantendremos al paciente con la misma elevación de la cabecera al menos 30 minutos, para evitar el reflujo gástrico. A las dos horas comprobaremos el contenido gástrico mediante aspiración. Si éste supera los 150 ml, nos indicará una mala absorción.

Si la administración enteral es contínua, conectaremos la sonda nasogástrica al sistema de bomba y pondremos el ritmo prescrito. La tolerancia habrá que verificarla cada 4-8 horas. Para ello, se para la bomba y se aspira el contenido gástrico. Si éste es igual a la cantidad ingerida en una hora se bajará el ritmo al 50%. Si superase dicha cantidad, pararemos la nutrición. En el caso de que la tolerancia sea nula, haremos aspiraciones horarias hasta la limpieza total del estómago y se iniciará de nuevo la nutrición.

Nutrición Parenteral

Este tipo de nutrición se lleva a cabo por vía endovenosa y se realiza cuando no podemos hacer uso del sistema digestivo. La administración puede llevarse a cabo a través de una vía central o de una periférica, siempre mediante un sistema de bomba, para asegurarnos de administrar la dosis correcta en el tiempo prescrito. Es importante que, cuando esté pasando la alimentación, se paren el resto de fluidos que van por la misma vía. Cuando el paciente no tiene una vía central, normalmente se canalizan dos vías periféricas, una exclusiva para la alimentación y otra para la sueroterapia y medicación.